Alimentos ricos en Vitamina C

¿Sabias que la salud del sistema inmunológico, el corazón, la piel y las encías depende fuertemente de consumir las cantidades adecuadas de Vitamina C?

Esta ayuda también en el crecimiento y reparación de los tejidos, al ser un antioxidante también previene el envejecimiento prematuro de la piel. Sin embargo, no hace falta tomar suplementos para obtener la cantidad diaria requerida de vitamina C, quizá no sepas que ¡puedes encontrarla en más alimentos de los que piensas! Además del limón y la naranja, aquí te listo alguno de ellos:

  • La Guayaba: Esta fruta exótica y muy familiar para todas las familias latinas es pobre en calorías y rica en nutrientes. No solo te aporta vitamina C, sino también provitamina A, vitaminas del grupo B, y minerales como el potasio.
  • El Perejil: No vas a querer dejar de incluirlo en tus recetas a partir de ahora, ya que con 25 g de perejil fresco ¡cubres el 70% de las necesidades diarias de vitamina C! Las posibilidades de incluirlo en tus recetas son infinitas. Descubrirás que el perejil no sirve solo para decorar.
  • Kiwi: Asegúrate de que sea una de las tres piezas de fruta que tomes al día. Y no solo por su alto contenido en vitamina C, sino porque estimula el tránsito intestinal. Además, apenas contiene sodio, con lo que evita la hinchazón y ayuda a controlar la presión sanguínea.
  • Papaya o Lechosa: Otra deliciosa fruta tropical que debes empezar a incluir en tu dieta si aún no lo haces. Es pobre en calorías y rica en vitamina C, que hace que asimiles mejor el hierro de otros alimentos y te da energía. Por cierto, ¿la has probado en jugo? ¡No hay nada mejor que un jugo de lechosa!
  • Pimentón Rojo: Los pimientos en general son ricos en vitamina C, pero el rojo no solo tiene vitamina C, sino que también te aporta vitamina A, E, B6 y ácido fólico, por lo que comerlo regularmente mejora la vista, la digestión, la salud cardiovascular, favorece la eliminación de toxinas y refuerza las defensas.

No dejes de incluir estos alimentos en tu dieta del día a día ¡tu cuerpo te lo agradecerá!

 


Share this post