Los Mejores Aceites Esenciales a la Hora de Dormir

 

Existen muchos tipos distintos de los llamados “aceites esenciales para dormir”,  estos te ayudan a relajarte, a tener una mejor calidad del sueño y a equilibrar tu cuerpo. Encontrar el aceite adecuado para ti puede llevar un poco de tiempo, pero una vez encuentras el indicado ¡tu vida no volverá a ser la misma!

Modos de empleo:

  • Tópico:  Aplica el aceite directamente en la parte de atrás de tu cuello o en la planta de tus pies, justo antes de irte a la cama. Si usas este método es recomendable diluir el aceite en algún aceite portador, como: aceite de oliva o de almendra.
  • Aromático: Existen unos aparatos llamados “difusores de aromas” o “de aceites” en los cuales combinas unas pocas gotitas del aceite esencial con agua, lo colocas en tu mesita de noche y ¡listo! ya puedes relajarte en tu cama.

Entre los aceites esenciales más comúnes podemos encontrar:

  • Lavanda: Tiene un aroma refrescante, calmante, que es una excelente elección para el estrés emocional. Ayuda a disminuir las migrañas, la depresión, la ansiedad y por supuesto el insomnio.
  • Camomila Romana: Por su aroma cálido, dulce y herbáceo es considerado uno de los aceites más efectivos, creando un ambiente de paz en sintonía con sus propiedades calmantes y relajantes.
  • Vetiver: Es un aceite muy tradicional en India y Sri Lanka y es conocido como el “aceite de la tranquilidad.” Su olor es terroso y un poco fuerte, así que solo usa unas gotitas. Este aceite relaja el sistema nervioso y ayuda con la sobre-estimulación.
  • Ylang Ylang: Tiene una fragancia delicada y floral, ayuda a relajar la mente y el cuerpo, reduce los niveles de ansiedad, tristeza y estrés crónico. Induce sensaciones de alegría y felicidad. También está relacionado con disminuir la presión arterial.
  • Sándalo: Ha sido usado en ceremonias espirituales y culturales por siglos, para fomentar la meditación dado su gran efecto relajante en el sistema nervioso. Su fragancia activa las endorfinas en el cerebro lo cual te ayuda a calmar y a tener un sueño placentero.
  • Madera de cedro: es un sedante natural. Promueve la liberación de serotonina que es convertida en melatonina en el cerebro. La melatonina induce un sueño reparador que te refresca y regenera.

 


Share this post