¿Cómo preparar harinas naturales desde casa?

Entre las harinas disponibles para sustituir la tradicional de trigo encontramos alternativas mucho más saludables. Algunas de ellas no contienen gluten, por lo que son perfectas para personas celíacas o intolerantes.

Estas harinas naturales hechas con granos o legumbres tienen un alto contenido de fibra y nutrientes que son muy beneficiosos para la salud. Le agregan valor nutricional a tus comidas, además de bastante sabor. ¡Es increíble la cantidad de recetas deliciosas que podemos hacer utilizando estas harinas! 

La harina de almendras: Se obtiene de las almendras finamente molidas, sin su cáscara. Como la mayoría de frutos secos, se caracteriza por su bajo índice glucémico y su significativo contenido en proteínas, grasas saludables y vitamina E.

Harina de arroz: Se elabora a partir de los granos de este cereal finamente molidos o triturados. También, aporta una textura similar en panes horneados, con la ventaja de estar compuesta por carbohidratos complejos, vitaminas y minerales.

Harina de garbanzo: Es una fuente significativa de proteínas de alta calidad, fibra, minerales y sustancias antioxidantes. Tiene un índice glucémico bajo y se emplea solo en recetas saladas porque en las dulces no suele quedar bien.

Harina de coco: Se obtiene de los restos de pulpa de coco que quedan tras preparar la leche a través del proceso de prensado. Su sabor dulce la hace idónea para la elaboración de panecillos, masa de pizza, bizcochos o tartas, entre otras delicias.

Guárdalas en frascos de vidrio para que se mantengan frescas. Si te parece muy costoso comprar la harina, puedes comprar los ingredientes y meterlos directo en la licuadora. La influencer de vida saludable Ysabela de "Comienzo el Lunes" nos explica en estos info-gráficos como preparar estas harinas en casa:

 


Share this post