Todo lo que Tienes que Saber sobre la Cromoterapia

 ¿Has escuchado de la Cromoterapia? Es la disciplina que utiliza las luces de colores para mejorar el estado de salud mental y física de las personas.  Los colores tienen la capacidad de modificar las vibraciones del cuerpo y, así, mejorar su estado. Los colores son tan importantes que, desde la antigüedad, se han empleado como vía para ayudar a curar varios tipos de problemas físicos, mentales y emocionales.

Reúne las aportaciones de la psicología, metafísica, arte y medicina, empleando el espectro cromático en el que se divide la luz solar. Su finalidad es lograr un equilibrio del cuerpo y la mente, aprovechando la capacidad que tienen los colores para dar calma, excitación o inspiración, entre otros efectos.

Hoy en día, esta terapia se lleva a cabo con lámparas que emiten luz de distintos colores. Cada uno de los siete colores del espectro se corresponde con uno de los siete chakras que el hinduismo sitúa en distintas partes del cuerpo humano.

Por ejemplo:

* Violeta:  Es un color que mejora el rendimiento mental. Calma y refuerza el sistema nervioso, disminuyendo la ansiedad, el miedo y los problemas de memoria. Resulta adecuado para los ojos y favorece la inspiración. Ayuda en la desintoxicación de la sangre y los problemas neumáticos vinculados con la mala circulación. Pero, en exceso, puede llevar a la pena o ira.

* Índigo: Se emplea como aliado para disminuir las infecciones y reforzar el sistema inmunitario. Calma y disminuye las inflamaciones, y favorece la salud de la garganta y la tiroides. Por su composición de amarillo, mejora la capacidad de comunicación y restablece la paz en el entorno familiar.

* Azul: Es un calmante natural. Favorece el crecimiento espiritual y regula los patrones de sueño. Se indica en caso de dolores agudos, hipertensión y exceso de estrés y cansancio. Además, despierta la intuición y, junto al verde, talento. No se aconseja en caso de melancolía o ensimismamiento.

* Verde: Este color de balance, entre el amarillo y el azul, es un reconstituyente que ayuda a calmar la fatiga física y mental. Estimula la regeneración de las células y favorece el equilibrio del sistema nervioso y circulatorio. En exceso puede deprimir o debilitar.

* Amarillo: Se considera un color purificante. Da claridad, alegría y entusiasmo. Se relaciona con la luz solar y se considera un antidepresivo. También es útil en casos de desarreglos digestivos. En exceso puede desencadenar prejuicios e irritación mental.

* Naranja: Es un color que se obtiene del rojo y el amarillo; por esta razón, la actividad de ambos influye en sus efectos. Propicia la salud emocional, la comunicación y la creatividad. Es alentador y combate los bloqueos mentales. Regula el hipotiroidismo y favorece la reparación de los tejidos. En exceso puede ocasionar nerviosismo y agitación

* Rojo: Primeramente, transmite energía e iniciativa. Es estimulante y aumenta la energía para activar el flujo sanguíneo. Además, está indicado para la apatía física, atonías, reuma causado por el frío o casos de hipotensión y catarros. Sin embargo, no se recomienda en casos de ansiedad o perturbación emocional. En exceso ocasiona irritación y fatiga.

Y Tú, ¿Ya la has experimentado?

 


Share this post