Diferencias entre Té e Infusiones

Hay una confusión entre lo que es el té y una infusión. En realidad, solo el que se hace con la planta Camellia Sinensis, una planta de origen chino, debiera llamarse té. Cualquier otra bebida realizada con otro tipo de hierbas y frutas es una infusión.

 

Las principales diferencias son:


- A la hora de preparar tés o infusiones el proceso cambia. Un té se puede dejar infusionándose sólo durante 5 minutos o de lo contrario, se amarga. En cambio las infusiones pueden estar de 7 a 10 minutos tranquilamente. Luego de eso se sacan “las plantitas”.

- El té sí contiene teína, mientras que las infusiones no. Y entre más se oxide un té, más teína tendrá

 

¡Todos los tés son infusiones pero no todas las infusiones son tés! Mediante la técnica de la infusión conseguimos que los ingredientes desprendan su sabor, aroma, color y nutrientes aportando muchos beneficios haciéndola altamente recomendada para mejorar nuestro bienestar.

Las infusiones a partir de poleo-menta son buenos digestivos, la manzanilla es un perfecto calmante natural, la tila favorece el sueño, es antitusiva y antiespasmódica, la salvia es buenas contra inflamaciones de las vías respiratorias y así cada infusión aporta muchos beneficios.

 


Share this post