El Poder de la Oracion

En momentos donde la desesperación se apodera, la esperanza se ve chiquita y la desconfianza se vuelve nuestra aliada, existe la más fuerte arma contra todo esto, es LA ORACION.

Es increíble el poder que tiene, aunque nos cueste creerlo. Muchas veces dudamos de este poder y hasta llegamos a pensar que nuestra oración no será correspondida.

Esto no se basa en la dirección hacia la cual nos inclinamos o en cierta postura de nuestro cuerpo. No proviene del uso de artefactos o símbolos o velas o rosarios.

El poder de la oración viene de nuestro interior y se dirige a eso en lo que creemos, quien nos escucha y contesta. Lo importante es:

-CREER, independientemente en lo que creas.

-FE, a eso en lo que crees sin ver, pero sientes en tu interior.

-AGRADECER por lo recibido.

-Y la ESPERRANZA de que responderá.

La oración viene en conjunto con la fe, que es esa luz que se enciende en tu corazón por cada uno de tus deseos.

Nuestra fe debe ser constante e inamovible y nuestro deseo de liberar nuestra mente de resentimiento, amargura, culpa y vergüenza.   Esta fe tiene que abrir el camino para los pensamientos de prosperidad, salud y felicidad. A pesar de que parezca que algunas cosas en tu vida se desmoronan. Cree y ello sucederá.

Al que cree todo le es posible. Es por ello por lo que la fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve.

  No dudemos del poder que tiene nuestra oración, sobre todo en estos momentos y convirtamos en un habito del día a día.

 


Share this post